Compré una impresora HP hará unos meses y al realizar la compra me indicaron esta opción. Al principio no lo acababa de entender y me parecía un poco raro pagar por imprimir desde casa, pero una vez utilizado creo que es una buena opción, sobre todo si sueles sacar bastantes fotocopias.
El registro en la página fue sencillo y a los pocos días recibí el primer repuesto de tinta en casa. Además cuando accedes con tu usuario ves la cantidad de copias que llevas ese mes, las que te quedan o las que acumulas. De momento estoy contenta con el servicio.