Siempre me pasaba que el típico dia que tienes que imprimir algo “bien” resulta que el cartucho empezaba a estar vacío y se imprimía regular. Con este servicio, nunca te va a ocurrir esto y no tiene que preocuparte de cómo estará el cartucho ni de tener recambios ocupando espacio “para por si acaso”.
Además, tengo que mencionar el ahorro de dinero y tiempo que esto me supone, que tampoco es la primera vez que he ido a poner un recambio que tenia comprado de hace unos meses y estaba medio seco… Así te llega, lo pones y reciclas el anterior. Rápido, sencillo y sin complicaciones. Siempre tienes tu impresora lista y sin preocuparte de ello.
Además, el plan no tiene permanencia, si un mes no vas a usarlo (por ejemplo en verano si vas a casa de vacaciones), siempre puedes cancelarlo o si un mes vas a imprimir mucho más, cambias de plan rápidamente gestionándolo tú solo con un par de clicks. Me parece que tiene un precio muy razonable y que además, te puedes gestionar muy bien en función de cuánto imprimes.
El envío de los cartuchos ha sido bastante rápido y han llegado muy bien embalados. Tambien me gusta mucho que sean reciclables, hay que colaborar con el medio ambiente todo lo que podamos.
En resumen, habéis ganado una nueva clienta, la verdad que no sé cómo esto no se habéa inventado antes, es muy cómodo y sin complicaciones. Los cartuchos son muy fáciles de poner y quitar y la misma aplicación te va enseñando.