Hace tiempo que soy usuario de Hp Instant Ink. De hecho cuando me compré una nueva impresora fue uno de los condicionantes para adquirirla. Creo que aunque aparentemente salga algo más caro que comprarte tu mismo los cartuchos, al final no estás pagando solamente el cartucho sino también la disponibilidad permanente, el control de las hojas que imprimes, el uso de consumibles verificados y convenientemente testados, y sobre todo el no volverte a preocupar de la tinta de tu impresora, y por tanto ya no parece tan “caro”.

Además también me gustaría hacer hincapié en un apartado importante, los cartuchos son más grandes que los normales, con lo cual favorecemos una menor generación de residuos y el servicio incluye el reciclado de los cartuchos gastados. Para mi este es un aspecto también muy importante.