Me compré la impresora durante el confinamiento y al recibir esta campaña en pleno curso escolar me pareció providencial poder probar Instant Ink, sobre todo por la flexibilidad a la hora de elegir plan o cambiarlo, sin coste alguno. Lo mejor es poder despreocuparte de vigilar si tienes o no tinta, recibí los cartuchos en tiempo récord, justo cuando me tocaba cambiarlos!
Es genial no tener que ir a comprarlos, y me encantó que venga una bolsa para reciclar, gratuitamente, los agotados!