El servicio es muy práctico, me puedo olvidar tranquilamente de estar pendente de cuando se va a terminar la tinta y tener que estar buscando el mejor precio. El servicio Instant Ink és súper rápido. Además, dispone de una página dónde puedo comprovar el estado de la tinta y el número de copias que nos quedan. Permite cambiar el plan de suscripción muy facilmente, por lo que durante los meses que necesito imprimir menos lo cambio y así ahorro aún más.