Llevo usando el servicio HP Instant Ink algo más de un año y estoy más que satisfecho.
Ahora que trabajo desde casa me es imprescindible tener un sistema de impresión económico y que cuando tenga que presentar una propuesta a un cliente (por escrito) no me deje tirado. Más de una vez me ha pasado que he tenido que imprimir algo con urgencia en fin de semana para presentarlo el lunes a primera hora y me he quedado sin tinta y sin poder acabar la impresión. Desde que tengo este servicio esto no ha vuelto a ocurrirme; conforme instalo los nuevos cartuchos a mi impresora en cuestión de días recibo en casa unos de reemplazo.

Me gusta que el servicio es muy versátil. Los distintos planes de precios se adaptan al volumen de impresión que necesitas, y además con la que para mi es la mejor ventaja de todas: puedes acumular lo que no imprimes para usarlo en los siguientes meses, con lo cual el plan de impresión es muy flexible. No he echado cuentas si soy sincero, pero si pienso en el tiempo que usaba antes buscando los cartuchos de tinta más económicos y que en muchas ocasiones tenía que desplazarme para comprarlos, estoy convencido de que este sistema me resulta mucho más barato, con la comodidad de recibir los cartuchos en casa y siempre los originales de mi impresora.

He tenido impresoras de otras marcas, pero me compré una HP porque considero que la calidad de impresión no es comparable.
Es cierto que los cartuchos son más caros, pero con este sistema el precio se iguala o incluso es menor.
Aquí cambias el cartucho y tienes una impresora nueva, cosa que no ocurre con otras marcas donde tienes que cambiar los cabezales con cierta frecuencia y a la larga resulta más caro.

Un sistema de impresión sencillo, que me ahorra tiempo y dinero. Y siempre con la seguridad de tener tinta para imprimir lo que necesito. ¿Qué más puedo pedir? Estoy muy satisfecho con el servicio.