A quién no le ha pasado que llevas un montón sin imprimir nada y el día que tienes que hacerlo ..oh no !!! No queda tinta!!! O que al comprar tinta de la impresora se volvía loco ya que igual no encontraba los cartuchos a la primera? Yo era de esas y me pasaba muy habitualmente. Así que para mi descubrir este servicio fue una autentica revelación. Imprimir e imprimir sin preocuparte por los niveles de tinta porque cuando estos estén a punto de acabarse van a picar a tu puerta con sus repuestos en mano, para mi es una autentica gozada. Ya de por sí estaba muy contenta con la calidad de la impresora,  su calidad de impresión es una pasada pero, con este servicio. …ya es rizar el rizo. Me parece un servicio muy muy cómodo, te quitan una preocupación de encima, cosa que se agradece hoy en día…. estamos tan ocupados por tantos y tantos motivos que el despiste siempre esta ahí y con este servicio en este caso tenemos un despiste menos. Súper contenta!!!