La verdad que al principio teníamos dudas con el producto y si sería útil para nuestro día a día tanto con el trabajo como en el colegio de las niñas. Cuando lo has activado y probado, se puede decir que cumple con todas las especificaciones del servicio. Lo principal ante todo es olvidar todas las preocupaciones para encontrar los cartuchos de tinta compatibles y más aún cuando la impresora tiene unos cuantos años y son difíciles de encontrar.
Una vez que te has dado de alta en el servicio, seleccionando el plan que más se adecúa a tus necesidades e incluido los datos de tu impresora, te mandan los cartuchos correspondientes por mensajería. Pasados unos días, te llegará un paquete con los cartuchos de tu impresora, más una bolsa donde meter los cartuchos una vez que se agoten y que puedan ser reciclados, lo que es una gran idea y nos olvidamos de donde tirar los cartuchos o si lo estamos haciendo de manera correcta.
Una vez instalados los cartuchos y con la impresora conectada a internet, ya puedes empezar a disfrutar del plan que has elegido y olvidarte para siempre de cuándo se van a acabar los cartuchos o dónde comprarlos, con toda la comodidad que ello conlleva. En resumen, es un gran servicio si vas a usar la impresora con cierta asiduidad y más en los tiempos que corren.